Recetas de cocina sencillas

Busque recetas aqui:


Traduzca esta página

PROPIEDADES NUTRITIVAS
DE LAS FRUTAS Y VERDURAS

propiedades nutritivas de las frutas y verduras

Las verduras verdes son ricas en clorofila, las sustancias que necesitan las plantas para convertír la luz solar en energía para su crecimiento.
La clorofila tiene tambíen propiedades desintoxicantes, y por ello las verduras verdes, como los berros o las espinacas, son tan importantes para un programa de desintoxicación del organismo.

Las frutas en su mayoría se deterioran con bastante facilidad, por lo que es recomendable adquirír solamente la cantidad justa para el consumo de unos pocos días.

Propiedades nutritivas de las frutas


Las frutas son más jugosas, gustosas, sanas y nutritivas cuando se consumen en su temporada:

Primavera: Albaricoque, cerezas, fresas, fresones, bananas y nísperos.
Verano: Albaricoques, cerezas, ciruelas, fresas, grosellas, brevas, ciruelas, melocotones, melones, peras, sandías, uvas y piñas.
Otoño:Granadas, manzanas, melones, peras, bananas, uvas, dátiles, membrillos y caquis.
Invierno:Castañas, bananas, naranjas, limones, piñas, manzanas, mandadarinas, pomelos y chirimollas.

aguacate

AGUACATE: Rico en betacaroteno, vitaminas B3, B5, C y E, (pequeñas cantidades de B1, B2 y B6), calcio, magnesio, fósforo y potasio.
El aguacate tiene un contenido en grasa más elevado que cualquier otro fruto (maacute;s del 20%), pero en un 80% se compone de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que son muy saludables.
Es de fácil digestión, ayuda en caso de problemas estomacales e intestinales y estimula e hígado.


albaricoque

ALBARICOQUE: Rico en vitaminas A, B (sobre todo B3 y B5), C y K, así como calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio.
Los albaricoques tanto frescos como secos, son muy nutritivos. Debido a su contenido en provitamina A, que es antioxidante, se consideran de gran ayuda en la lucha contra el envejecimiento.
La provitamina A se concentra cuando la fruta se seca, al igual que sucede con el potasio y la niacina. Los albaricoques secos contienen una cantidad diez veces superior de hierro y de fibra que la fruta fresca.
Son muy saludables para la piel, las membranas mucosas, el hígado y la visión, y protege el organismo contra muchas enfermedades infecciosas. Regulan el metabolismo, son uy diuréticos y ayudan en las dietas adelgazantes.


banana

BANANA: Su contenido en agua alcanza el 80%, pero tiene muchos azúcares (alrededor del 18%, fundamentalmente sacarosa, fructosa y glucosa), 0.75% de protínas, 75% de fibra y 0.25%de grasa.
Es muy rico en vitaminas A y B (especialmente B3), y minerales como calcio, cloro, fósforo, potasio, azufre y magnesio.
Las bananas regulan el equilibrio de pH del organismo y son muy digestibles, por lo que se recomiendan a niños, ya que favorece el crecimiento, a personas convalecientes y ancianos. Su riqueza en calcio tambien ayuda a las personas mayores, ya que contraresta la deficiencia de este mineral y fortalece los huesos frágiles.
Son muy recomendables en casos de gastritis, y trastornos digestivos. Tiene funciones protectoras para el corazón y los vasos sangíneos y ayuda a aliviar el síndrome premenstrual.


caqui

CAQUI: Los caquis o palosantos (tambien llamados persimons, son unas frutas dulces que combinan bien con piñas y frutas tropicales.
Es preciso que estén maduros, pues de lo contrario su sabor es astringente por su contenido en taninos. Posee abundante betacaroteno, vitamina C y calcio, y refuerzan el sistema inmunitario.


cereza

CEREZA: Debido a su alto contenido en sales minerales, las cerezas poseen propiedades energéticas y rejuvenecedoras. Son buenas para desintoxicarse porque, entre otros beneficios, bajan el nivel de ácido úrico y tienen propiedades diuréticas.
Son una buena soliución contra la fatiga, tanto física como mental. Las cerezas son ricas en calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, azufre, betacaroteno, ácido fólico y vitamina C,
Son recomendables para los niños por su alto contenido vitamínico, el cual fomenta el crecimiento y el desarrollo.


ciruela

CIRUELA: La familia de las ciruelas incluye numerosos tipos de frutas de diferentes colores, formas, tamaños y sabores. Casi todas son ricas en vitaminas A, B y C, así como en calcio, hierro, magnseio, fósforo y potasio.
Cuando se secan, el contenido de vitamina A se concentra y aumenta su valor en hierro, magnesio y potasio.
Las ciruelas son energéticas (por su riqueza en azúcares y en hidratos de carbono), diuréticas y laxantes (especialmente las ciruelas secas), y se recomiendan en casos de fatiga.


dátil

DÁTIL: Los dátiles son una excelente fuente de hierro para los vegetarianos y para quienes padecen anemia o insuficiencia de hierro. También son abundantes en magnesio, uno de los tres nutrientes principales del corazón, y ayudan a combatír el cansancio y la fatiga.
Es una fruta muy energética y nutritiva, especialmente rica en vitaminas del complejo B y en vitamina A, que estimula la digestión, previene la hipertensión, combate el nerviosismo y estimula las funciones del cerebro.


frambuesa

FRAMBUESA: Las frambuesas y los frutos de su familia contienen gran cantidad de azúcar de fácil asimilación.
Son beneficiosas para la mala circulación, fortalecen los vasos capilares, tonifican el hígado, bajan la fiebre y son digestivas. Además, facilitan la eliminación de toxinas. Son ricas en vitaminas A y B (especialmente B5, B6 y C), y en calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio.
Las frambuesas combinan con todo tipo de frutas.


fresa

FRESA: Es extraordinariamente rica en vitamina C, (contiene tantas como las naranjas) y posee yodo, hierro, fósforo y potasio. Son excelentes para problemas de reuma, fortalecen el sistema inmunitario, ayudan a la digestión y bajan la fiebre.
Las fresas tienen propiedades astringentes y diuréticas y regulan las funciones hepáticas y glandulares


granada

GRANADA: Los granos de granada tienen un sabor ligeramente ácido y muy refrescante debido a su alta concentración de ácido cítrico. También son ricos en betacaroteno, vitaminas del grupo B, en calcio y hierro.
Las granadas constituyen un buen tónico para el corazón. En países tropicales se usan para tratar la desintería y el asma y con su piel desecada se puede elaborar una infusión muy efectiva contra los transtornos estomacales que se acompañan de diarrea y contra la fiebre.


grosellas

GROSELLAS: Las grosellas rojas y blancas son más dulces, pero las negras son más nutritivas.
La grosella roja contiene un 87% de agua, 7% de azúcares, menos de 1% de proteínas y es una interesante fuente de vitamina C. Las grosellas también contienen vitaminas E y B, hierro, calcio, azufre y cloro. Ayudan a prevenír resfriados e infecciones y mantienen elásticos los vasos sanguíneos.
Las grosellas negras fortalecen el sistema glandular, el bazo y el hígado, y las rojas son alcalinizantes, diuréticas y ligeramente laxantes.


higo

HIGO: Es muy dulce y no se recomienda si se está siguiendo un régimen de adelgazamiento. Contiene un 12% de azúcares, 80% de agua y pequeñas cantidades de proteínas, fibra y grasa.
Es rico en vitamina A, B y C, y en calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc.
Los higos frescos tienen un fuerte efecto revitalizante para todo el organismo, mientras que los higos secos, que aumentan notablemente su concentración de azúcares y fibra, constituyen un buen laxante.
Los higos refuerzan el sistema nervioso y el cerebro, son eficaces contra los transtornos respiratorios y son beneficiosos para las úlceras bucales, los abscesos y la gingivitis debido a su alto contenido en calcio.


kiwi

KIWI: El kiwi contiene mucha vitamina C, más que la naranja y el limón, y un solo kiwi al día cubre las necesidades de un adulto. Por tanto, es valioso para las personas con pocas defensas, convalecientes, anémicas o anoréxicas. También es rico en betacaroteno, calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio.
Los kiwis tienen una enzima que disuelve las proteínas, facilita la digestión y ayuda a limpiar la sangre del colesterol.


limón

LIMON: El limón es rico en vitamina C y también contiene vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B8, K y P. En cuanto a minerales es rico en calcio, cobre, hierro, magnesio, fósforo, sodio y azufre.
El limón posee nutricionalmente todas las características de las frutas cítricas, aunque menos azúcares que las naranjas. El limón es astringente y antiséptico, digestivo y purificador de la sangre. Alivia las molestias producidas por los gases; es útil en caso de diarrea, disuelve las toxinas y los cristales que causan la gota.
El jugo de limón fortalece el corazón, regula la presión sanguínea, tonifica las venas y fortalece el hígado. Asimismo también ayuda a conservar la salud del cabello.


manzana

MANZANA: La manzana tiene un alto contenido en agua (84%), su contenido protehínico se citúa en torno al 0.5% y posee 2% de fibra y un 13% de azúcares.
La manzana ofrece numerosos beneficios terapéuticos gracias a sus azúcares naturales, aminoácidos, vitaminas A, B, y C, minerales como calcio, magnesio, fósforo y potasio y un alto contenido de pectina.
Es excelente auxiliar para el estreñimiento y la diarrea; esto, debido a su alto contenido de pectina.
Tonifican y fortalecen el organismo en general y son muy buenas para los dientes, sobre todo si se comen a mordizcos, ya que protegen y limpian las piezas dentales y ayudan a desinflamar las encías. Son recomendadas para el cansancio, ya sea físico y mental, estrés, anemia y desmineralización.


melocotón

MELOCOTON: Es rico en betacaroteno y vitaminas A, B (sobre todo B3) y C. Los melocotones son tonificantes para todo el organismo. Se pueden secar, y entonces se concentran algunos nutrientes como la vitamina A, fósforo, hierro y también fibra. Los melocotones son diuréticos, estimulan las glándulas, facilitan el metabolismo renal y favorecen la digestión.
Son especialmente recomendados para las personas que padecen trastornos digestivos devido a nervios y al estrés, y constituyen un remedio efectivo para los síntomas premenstruales y menopáusicos.


melón

MELON: Puede llegar a contener un 93% de agua y su valor calórico es extraordinariamente bajo. No posee más del 5% de azúcares, 0.75% de proteínas, 0.5% de fibra y 0.25% de grasas.
Proporciona buenas cantidades de vitaminas A y C, pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B, minerales como potasio, calcio, cloro, magnesio, fósforo, sodio y azufre. Los melones amarillos o anaranjados son ricos en betacaroteno y ayudan a prevenír los procesos degenerativos.
Los melones son diuréticos y laxantes y resultan útiles en los problemas de retención de líquidos y en casos de reuma o artrítis. Son excelentes reguladores del nivel de ácido úrico y limpian los riñones.


naranja

NARANJA: El género Citrus incluye numerosos árboles perennes y robustos conocidos por sus frutos: naranja, mandarina, limón, lima, cidra, pomelo... Su antepasado fue probablemente la naranja amarga de adorno, que aún se utiliza para elaborar mermelada, y que introdujeron los árabes, posiblemente procedentes de China.
Las naranjas son ricas en betacaroteno y vitamina C, y poseen pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B y E. También contienen calcio, magnesio, fósforo y potasio.
Estos cítricos representan un 88% de agua, 0.75% de proteínas, 0.50% de fibra y 0.25% de grasa. Existen numerosas variedades de naranja: las navel, navelina, Valencia, jaffa y Sunkist, la salustiana, la sanguina y la cadenera.
Las naranjas son estomacales, antiespasmódicas y digestivas, refuerzan el sistema inmunitario y actúan como purificador natural de la sangre y sedante del sistema nervioso.



mandarina

MANDARINA: Las mandarinas contienen más bromos que otros tipos de círicos y, por tanto, poseen un notable efecto calmante sobre el sistema nervioso, muy adecuado para evitar el insomnio.


mango

MANGO: El mango es el fruto más importante del trópico, después de la banana. Su pulpa es de color amarillo verdoso o anaranjado, con matices verdes o marrones. Posee un valor energético que aumenta con la maduración del fruto.
Es una fruta rica en vitaminas, sobre todo en caroteno (vitamina A) y vitamina C. En algunas variedades el contenido de dichas vitaminas es superior al de la naranja. Sus efectos diuréticos y laxantes son muy conocidos en las zonas tropicales, donde hasta las hojas y flores se utilizan con fines igualmente medicinales. También es un fruto con un alto contenido en potasio.


maracuyá

MARACUYÁ: El maracuyá, fruta de la pasión o pasionaria, es un fruto exótico. La pulpa y el zumo del maracuyá son ricos en calcio, hierro y fósforo, además de vitaminas A y C.
Su jugo se recomienda para combatír la hipertensión, y tiene también ligero efecto sedante. Por su alto contenido en vitamina C es apropiado también en casos de carencia de esta vitamina en el cuerpo. Debido a la gran cantidad de azúcar que contiene debe tomarse con precaución en las dietas de adelgazamiento.


pera

PERA: Como ocurre con la manzana, existen miles de variedades de pera y su origen es antiquísimo. Su porcentaje en agua es alto, presenta un 10% de azúcar, y pequeñas cantidades de proteínas y grasa.
Es rica en vitamina A,B,C, y en calcio, yodo, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, y azufre.
Constituye la fruta más adecuada para tratar las afecciones de reuma, gota y artrítis, ya que su combinación de azúcares naturales, pectina y taninos, disuelve el ácido úrico del organismo.
Las peras facilitan la función intestinal, son beneficiosas para el sistema nervioso, regulan la presión sanguínea, fortalecen los riñones y fomentan las funciones cerebrales.
Esta fruta es excelente para los niños, y por su sabor y textura, resulta ideal para que ellos se inicien en la costumbre de comer fruta fresca.


piña

PIÑA: Esta deliciosa fruta puede utilizarse para desintoxicación del organismo, y es una buena fuente de vitamina C, contiene varias vitaminas del grupooooooo B y algunas variedades proporcionan caroteno. La piña también proporciona calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio.
Contiene una encima digestiva (bromelina), un excelente tónico estomacal. por tanto, es ideal como postre porque estimula la digestión. La piña descongestiona y alivia el dolor de garganta y tiene propiedades antitérmicas. En caso de dolor de garganta, beba el jugo muy lentamente, manteniéndolo unos segundos por toda la boca antes de tragarlo, como si fuera un enjuague bucal.
La piña resulta muy beneficiosa para las personas que sufren estreñimiento crónico o padecen inapetencia.


pomelo

POMELO: El pomelo es bajo en calorías, rico en vitaminas A, B, y C, y desintoxica el organismo, lo que le convierte en una fruta muy indicada para las dietas adelgazantes. Contiene también vitamina E y P, y minerales como calcio, hierro, magnesio, fósforo, y potasio.
El pomelo fortalece los pulmones, facilita la secreción de los jugos gástricos y, si se toma en ayunas por la mañana, actúa como diurético y purificador de la sangre.


sandía

SANDIA: Es una de las frutas más refrescantes. Es prácticamente agua, y su contenido en azúcares no llega ni a la mitad del melón. Posee betacarotenos, ácido fólico y vitamina B5 y C, y contiene pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B.
Proporciona también calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio..
La sandía previene los procesos degenerativos, tiene propiedades diuréticas y limpia los riñones. Es una fruta muy depurativa que se digiere con facilidad.


uva

UVA: Las uvas contienen nutrientes en pequeñas cantidades: calcio, cobre, yodo, hierro, fósforo y potasio, y abundancia de vitaminas C y E, además de algunas vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3). Cuando el fruto se seca, ciertos nutrientes como el hierro se concentran. Estas frutas poseen un contenido de agua del 81% y su porcentaje en azúcares es alto, (17.25%). Poseen además, un 0.5% de fibra.
La uva es uno de los mejores frutos tonificantes para el sistema nervioso, muy útil para tratar la pérdida de energía, el cansancio y la fatiga. Regula, asimismo, el equilibrio del pH del organismo y las funciones intestinales (para lo cual deben consumirse enteras).
La uvas blancas son muy recomendables para las dietas adelgazantes y para purificar el organismo, y las uvas negras, se recomiendan para la circulación y el fortalecimientos de los vasos sanguíneos. Las uvas también se recomiendan en casos de dispepsia, estreñimiento, hemorroides, transtornos hepáticos, alergias, diabetes, y retención de líquidos.


zarzamora

ZARZAMORA: Las zarzamoras pueden utilizarse de la misma forma que otras bayas como el arándano, la grosella o la frambuesa. No es difícil cultivarlas, ya que sus matas arraigan en cualquier sitio y más bien plantea, dificultades el hecho de deshacerse de ellas.
La zarzamora proporciona abundante betacaroteno, vitaminas C y E y vitaminas del grupo B.
Su contenido en vitamina C, cuando está madura, es cuatro veces superior al de las naranjas.
Además posee hierro, calcio, cobre, cloro, magnesio, fósforo, potasio, azufre y sodio. Su alto contenido en hierro y cobre hace que sean especialmente indicadas para prevenír la anemia. Estos frutos contienen una respetable cantidad de azúcar de fácil asimilación, recomendable para la diabetes o para las personas que, un momento dado, necesitan un aporte extra de energía.


Propiedades nutritivas de las verduras


alcachofa

ALCACHOFA: Las alcachofas son energéticas, estimulantes y tonificantes, especialmente para el hígado y los riñones. Una de las sustancias químicas que posee, la cinarina, que mejora la función hepática y aumenta la producción de bilis, lo que favorece el metabolismo de las grasas en general.


apio

APIO: Realza el sabor de jugos y batidos. Constituye un tónico estupendo para los nervios y remineraliza el organismo. Muy suave para el aparato digestivo, facilita la asimilación de otros alimentos.
Es uno de los mejores remedios que existen contra la gota, el reumatismo, los cólicos nefríticos y la ictericia.


berenjena

BERENJENA: La berenjena es un fruto que puede ser redondo, ovalado o en forma de pepino, y su color puede ir del blanco al púrpura. Empezó a cultivarse en la India hace más de 4,000 años.
Son diuréticas y estimulan los riñones, los intestinos, el hígado y el páncreas. También son buen calmante para los nervios.
Escoja las berenjenas de piel suave y sin arrugas (una piel arrugada indica excesiva maduréz.
Quedarán perfectas preparadas de una y mil formas, si extrae sus jugos amargos.
Córtelas en rodajas o en trozos, espolvoréelas con sal gorda y vierta sobre ellas un poco de leche. Déjelas reposar durante una hora. No olvide darles la vuelta. Transcurrido este tiempo, lave los trozos con abundante agua fría.
De esta forma, también absorverán menos aceite cuando las fría.
La principal virtud culinaria de las berenjenas es que son muy adaptables y absorben las especias y otros condimentos.
Si las asa enteras en el horno (recuerde pincharlas para que no estallen) junto a pimientos rojos, puede degustarlas en escalivada. Para pelarlos más fácilmente, envuelva berenjenas y pimientos en papel de periódico una vez los haya asado. Pele y corte a tiras. Aderece con ajo picado muy fino, sal y un chorrito de aceite.
Sírvalas como guarnición partidas en rodajas y fritas o combínelas con todo tipo de alimentos, cuézalas a fuego lento, en una vasija bien tapada, con cebollas, pimientos, tomates y calabacines o rellénelas con diferentes verduras, carne picada, jamón, gambas, queso.... y gratínelas.


berro

BERRO: Empléelo en jugos, donde dará un contrapunto picante. No se conserva bien, de modo que hay que consumirlo el mismo día de haberlo comprado. Es muy rico en vitamina A y útil para tratar las bronquitis crónicas con mucosidades y para prevenír resfriados, gripes e infecciones víricas.
Si lo mastica lentamente evitará inflamaciones e infecciones en las encías.


brécol

BRÉCOL: La mejor forma de consumír esta verdura es cruda; por tanto, es perfecta en jugo, ya que así conserva las vitaminas A, B y C que contiene, además de hierro, potasio, calcio, cobre y zinc.
Se recomienda para la artrítis, el reuma y para personas que padecen retención de líquidos.


calabacín

CALABACIN: Si es tierno, no hace falta pelarlo. El calabacín es diurético y laxante, y si se utiliza en el anochecer, actúa como un buen sedante para el sistema nervioso.


calabaza

CALABAZA: Tiene propiedades diuréticas y es rica en betacaroteno, que el organismo convierte en vitamina A.
La pulpa de la calabaza es expectorante, diurética y laxante. Las semillas son muy nutritivas y tienen efecto calmante sobre el sistema nervioso.


cebolla

CEBOLLA: Es una incondicional en muchas recetas de cocina y es sumamente saludable. Si se consumen crudas, actúan como tónico y estimulante del sistema nervioso y del hígado.
Son diuréticas, por lo que se aconsejan contra la obesidad, el desiquilibrio glandular y la retención de líquidos, también son anticépticas, espectorantes y digestivas.


chirivia

CHIRIVIA: Tomadas crudas en jugo, se aprovecha su alto contenido de vitamina B. Las chirivias son mejores en otoño y en los meses de invierno, ya que poseen más sabor.
Tienen propiedades diuréticas, por lo que se aconsejan a personas con gota y reuma, o para alliviar la cistitis.



col

COL: Rica en vitaminas A, B y C y en calcio, yodo, hierro, magnesio, fósforo, potasio y azufre. La col y las coles de Bruselas son muy eficaces en problemas respiratorios como asma, tos y resfriados.


coliflor

COLIFLOR: Pertenecen a la familia de la col. Se cree que la coliflor procede de Oriente y se ha cultivado en Europa desde el siglo XVI aproximadamente.
El Brécol llegó más tarde y es un tipo de Col floreciente que se desarrolló en Calabria (Italia).
Cómprelos y úselos frescos, preferentemente crudos, para obtener el beneficio completo de las vitaminas.
Para que tanto el tallo como los brotes del brécol se hagan correctamente, hiérvalo poniendolo en la olla verticalmente, como si fuera un ramo de flores.
antes de preparar la coliflor, déjela almenos en remojo durante media hora en agua fría con vinagre, para que quede bien limpia.
Para evitar el mal olor, añada un chorrito de vinagre al agua en que la va a cocer. Una vez introducida la verdura, tape bien la olla y coloque encima un trapo de cocina de felpa empapado en agua fría con vinagre. Cuando la verdura esté en su punto, ponga la olla tapada en agua fría para parar la cocción. De esta forma, cuando la abra ya no hará ningún olor.
La coliflor quedará más blanca y sabrosa si añade un vaso de leche al agua salada en que la cuece.
Coma la coliflor y el brécol cortados en pequeños ramilletes, crudos en ensaladas. Sazone con nueves picadas y perejíl, y aliñe con alguna especia.
Los dos tipos de verdura son deliciosos en revoltillos con poca carne y muchos condimentos y se pueden servír con arroz o algún otro cereal.


endivia

ENDIBIAS: Son fáciles de digerír, lubricantes y buenas para los intestinos. Son muy eficaces en problemas digestivos.



espárragos

ESPARRAGOS: Los espárragos son diuréticos y purificadores. Se usan para aliviar la hipertensión, retención de líquidos, gota, toxemia, edemás entre otro tipo de enfermedades.
Se aconsejan asimismo, a las personas que padecen diabetes o hipoglucemia.


espinacas

ESPINACAS: Las espinacas contienen calcio para huesos y músculos, un mucílago que fortalece articulaciones y mucosas, y yodo que facilita la absorción de minerales.
Las espinacas son buenas para el corazón, la anemia, los nervios las depresiones, la fatiga, las convalencias, etc.
Su contenido en clorofila puede ayudar a quienes acusan demasiado el cambio de estación, (sobre todo de verano a otroño ó de otoño a invierno.)


judís verdes

JUDIAS VERDES: Son ricas en vitaminas A, B, y C, y proporcionan energía gracias a su contenido en sales y minerales. Son adecuadas para los trastornos cardiacos y renales. y para enfermedades de tipo reumático o rlacionadas con la retención de líquidos.
Para estimular la diuresis puede tomar medio vaso de jugo de judías.


lechuga

LECHUGA: Rica en vitaminas A, B, C, D, y E, calcio, cobre, hierro, fósforo y potasio, constituye un excelente remedio para el estreñimiento y es diurética.
Es un gran remedio contra el insomnio, ya que tiene un notable efecto calmante sobre el sistema nervioso.


nabo

NABO: El nabo es muy rico en calcio y también es una buena fuente de magnesio, potasio y hierro. Se recomienda para recuperar un sistema nervioso cansado y deficiente, para desintoxicar el organismo y purificar la sangre.
Los nabos deberían formar parte de la dieta de quienes sufren problemas asmáticos o alergias.


patatas-papa

PATATAS-PAPA: Las patatas contienen muchos minerales, principalmente potasio, y contribuyen a la dieta diaria, aportando proteínas de gran calidad, fibra y vitaminas del grupo B. Las patatas disminuyen la acidéz del organismo.
Se recomienda cocerlas al vapor para conservar el mayor numero de vitaminas posible, aunque esto no es un proble cuando se cuecen al horno.
Guarde las patatas en un sitio fresco y oscuro para evitar que se estropeen, que la piel se vuelva de color verdoso y que se grillen. Las papatas al horno son las más nutritivas y contienen fibra dietética muy valiosa.
Para que se conserven todos sus nutrientes, también puede hervirlas con piel.. No guarde patatas cocidas durante mucho tiempo, ya que desarrollan una sustancia tóxica que puede ser peligrosa.
TIPOS DE PATATA:
MONALISA: de piel amarilla y lisa y pulpa amarilla y firme. Es buena para estofar, freír, hervír y asar al horno.

KENNEVEC: de piel parda y pulpa blanca y firme. Son apropiadas para estofar y freír.

RED PONTIAC: de piel parda rojiza, pulpa blanca y acuosa. Sirve para potajes y sopas.

Las patatas cocidas son la base de muchas ensaladas: añádalas cuando aún estén templadas, a una ensalada de espinacas y lechuga; sazone patatas nuevas con una vinagreta y después alíñelas con mayonesa, añadiendo apio, cebollinos y otros ingredientes, o bien, corte las patatas hervidas en rodajas de 0,5 cm; rocíelas con vinagre de sidra y aliñe con una salsa mayonesa, a la que añadirá una cucharadita de mostaza.
coloque una capa de patatas en una cazuela con queso, ajo y cebolla. Añada hierbas al gusto y cúbralas un poco con leche, leche y agua, o caldo. Déjelas al horno hasta que estén blandas y la fécula de las patatas haya absorvido todo el líquido.


pepino

PEPINO: Contiene vitaminas A y C, calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio, pero su mejor función es que purifica la sangre y favorece la diuresis.


pimientos

PIMIENTOS: Los pimientos verdes no están maduros y si se dejan en la planta se vuelven rojos, amarillos, púrpura o negros.
Los chilis o guindillas, son más pequeños o puntiagudos y contienen una sustancia, la capsicina, que les confiere ese sabor picante. Son ricos en vitaminas A y C y minerales.
Para preparar los pimientos, hay que lavarlos, secarlos y quitarles las semillas. Coma pimientos verdes y rojos crudos para obtener el máximo beneficio nutricional.
Córtelos como aperitivo para tomar con una salsa o mézclelos con una ensalada variada. Use dados de pimiento verde o rojo como un complemento colorista.. El pimiento es bienvenido en una gran variedad de platos.
Quite las semillas de los pimientos si no quiere que sean tan picantes, ya que la pulpa también lo es. Prepare los chilis con guantes, ya que pueden irritar la piel. Para disminuír el gusto picante en el paladar, es mucho más efectivo tomar leche o cerveza ya que la capsicina no se disuelve en el agua.
Pele los pimientos tras hornearlos a temperatura media durante 30 minutos y dejarlos envueltos en papel periódico durante unos minutos. corte la pulpa y aliñe con alguna salsa sabrosa o simplemente con aceite de nueces o de avellanas. Puede añadír unos ajos picados finamente.


puerro

PUERRO: Los puerros son diuréticos, antisépticos y emolientes.



tomate

TOMATE: Su nombre deriva de la palabra azteca Tomatl.
El tomate es el abanderado de practicamente todas las recetas, sobre todo en su modo de empleo, más popular, la salsa de tomate.
El tomate constituye una buena fuente de caroteno y vitamina C y un ingrediente impagable en la cocina, ya que resulta delicioso crudo, con el simple aderezo de sal y aceite de oliva, mezclado con todo tipo de verduras y hortalizas en ensaladas o como base y aderezo de todo tipo de platos.
Son muy ricos en vitaminas y minerales, sobre todo potasio, pero su piel no es recomendable para estómagos delicados o para personas con tendencia a padecer de piedras en el riñon.


rábano

RABANO: Rico en vitamina B y C, calcio, yodo, hierro, fósforo y potasio. Posee propiedades expectorantes, combate la bronquitis, resfriados, gripes, y es antiséptico.




remolacha

REMOLACHA: Hay que limpiarla y pelarla con cuidado para evitar que pierda la vitamina C. Es muy energética, fortalece el aparato digestivo, facilita el crecimiento de los huesos y tiene un efecto sedante de los nervios.


zanahorias

ZANAHORIAS: Las zanahorias sirven para tratar numerosos problemas digestivos como colitis y diarrea. Estimula el hígado y fluidifican la bilis, refuerzan el sistema inmunitario, benefician a la piel y la sangre y son excelentes para mejorar la vista.




LA COCCION

                         verduras hervidas verduras al vapor verduras a la parrilla verduras en olla de presión

Además de crudas, las verduras se pueden consumír hervidas al vapor o a la olla a presión, estofadas, fritas y asadas.

HERVIDAS
Para que queden más verdes es aconsejable dejar la olla sin tapar, aunque de esta forma pierden más su valor alimenticio. Las patatas, cebollas zanahorias y remolachas se pueden introducír en agua fría y cocer con la olla tapada.

AL VAPOR
Se precisa una cacerola en cuyo interior se pueda colocar un recipiente agujerado. El agua de la olla no debe llegar al recipiente que contiene las hortalizas.
La olla deberá estar tapada y la cocción se realizará a fuego vivo.

EN OLLA A PRESION
Es el sistema de cocción más rápido. Las verduras mantienen bien sus vitaminas ya que cuecen en un recipiente con poca agua y herméticamente cerrado.
Disponga en la olla 2cm de agua salada, deje que empiece la ebullición y añada las hortalizas. Tape la olla y, cuando suba la presión, calcule el tiempo.
Quite la válvula y espere que pierda toda la presión antes de abrír.

ESTOFADAS
El alimento se cuece con parte de sustancia grasa y caldo, vino o agua.

ASADAS
Se pueden hacer sobre el fuego(parrilla o barbacoa), untadas con aceite y condimentadas con algunas especias o en el horno.
Al finalizar la cocción, envuelva los pimientos, boniatos y berenjenas en papel de periódico y el resto de hortalizas (cebollas, calabacines, alcachofas...) en un trapo blanco húmedo.

FRITAS
Existen todas las posibilidades: freír pasadas por harina, empanadas, freírlas previamente hervidas.....Escúrralas bien sobre un papel absorvente.















logo | Todos los derechos reservados ©2010 Cocinadehogar.com